jueves, 11 de octubre de 2018

DESCUBRE TU DON EN 21 DÍAS CON EL TAROT por Ismael Sánchez


Este artículo es en respuesta a todos aquellos consultantes y alumnos, que solicitan mi servicio de sesiones y formación de Tarot Caracterológico & Genealógico & Terapéutico & Evolutivo, ya sea por vía presencial o online, y que tantas veces me han preguntado el siguiente interrogante existencial: Ismael, ¿cuál es mi misión en la vida? A lo que yo contesto: La misión en la vida es la misma para todas las personas. A continuación voy a referirme (y desarrollar) dos grandes movimientos internos y espirituales (que requieren una revisión consciente y constante) y que acercan a cualquier ser humano a su realización momento a momento:

  1. Arcano XVIII La Luna. Agarrar bien el don (se puede agarrar de forma saludable o de forma tóxica). 
  2. Arcano XVII La Estrella. Dar bien el don (se puede dar de forma saludable o de forma tóxica). 

El don nos es prestado por "algo más grande". Aquí lo llamamos Espíritu. Nos es obsequiado desde que somos un embrión. No nos cae del cielo sin más. Sino que tenemos que agarrarlo, comprometernos con él y hacerlo nuestro, compartirlo, extenderlo y ponerlo al servicio de todos (incluyéndome yo). Por lo tanto, por un lado está la necesidad de recordarnos cuál es nuestro don y por otro lado, la necesidad aún más urgente de abrir la mirada a qué nos acerca en el logro de agarrar bien nuestro don y que nos acerca en el logro de dar bien nuestro don. 

Sin embargo, antes de ejercer y culminar estos dos movimientos, nos contamos muchos cuentos y discursos, seamos más o menos conscientes, para excusarnos o justificarnos con respecto a no agarrarlo con suficiente responsabilidad o con respecto a no darlo con suficiente compromiso. Por ejemplo, nos escuchamos diciendo: Nunca he sabido cual es mi don... Mi don no es tan especial... Si hago tal curso o voy a tal sitio, mi don tendrá más valor... Prefiero el don del vecino que el mío... Y así una larga lista de rodeos y evitaciones, que nos mantienen alejados de la fuerza y de la abundancia que hemos venido a experimentar en el planeta como seres humanos en continua evolución.

No depende de las circunstancias, que yo sea más o menos afortunado en la vida, depende de si mi actitud frente a "algo más grande" es humilde o arrogante, o dicho de otra forma de si entro al servicio del llamado espiritual por el cual estoy aquí o de si más bien me pongo al servicio de demandas ajenas o bien de pedidos propios, ya sean infantiles, narcisistas o egoístas. 

Por lo general, hay dos tipos de conducta o estados de conciencia en la relación con nuestro don, la del yo-infantil o la del yo-padre/madre. 
  • Yo infantil. Están aquellos que ocultan su don, pero sienten internamente mala conciencia porque no están dando lo que les ha sido prestado y a su vez se sienten inferiores a los demás, precisamente por no usarlo. No vuelan. 
  • Yo-padre/madre. Están aquellos que presumen de su don, y se sienten internamente especiales o superiores a los demás, porque dan algo que les ha sido otorgado según ellos por creerse "los elegidos". No aterrizan.
Para agarrar y dar el don desde el yo-adulto (salimos ganando todos porque colaboramos), y no desde el yo-niño (solo salen ganando los demás porque me dirigen) o desde el yo-padre/madre (solo salgo ganando yo porque dirijo), se requiere una revisión permanente en como y desde que lugar interno nos colocamos como descendientes dentro de nuestra genealogía (con mama y papa, y con los linajes femenino y masculino) y por otra parte, en como colaboramos o nos oponemos al servicio colectivo y social que nos pide el alma una y otra vez (de esto último hablaré en un próximo artículo). 

Es apropiado revisarte en cómo y desde que lugar (actitud de víctima o perpetradora o actitud adulta y colaboradora) estás agarrando tu don. Una persona que agarra bien su don siente la fuerza espiritual y la autoridad interior necesarias para dejar de llamar a los abusadores, explotadores y dictadores o bien deja de ser un abusador, un explotador o un dictador de sí mismo (o de otros). Una persona que agarra bien el don, atrae a colaboradores (personas que a su vez también hayan agarrado bien su don) y une su don al don del otro creando un tercer don más grande al servicio del planeta. Para agarrar bien el don, primero te corresponde tomar completamente en tu corazón el destino de tu papa y el de todos los hombres de tu linaje masculino, en especial honrar el precio entero que pagaron (anímico, físico, mental, emocional, sexual y energético) por ser los "sostenedores de la vida". Una vez lo haces y te revisas en ello, estás agarrando bien tu don y te sientes fuerte mentalmente y ejecutoramente. Es incompatible agarrar bien el don y no sentirte fuerte interiormente. Si es así, algo chirría, algo va mal. Aquí la frase sanadora hacia tu papa y hombres de tu genealogía es la siguiente: "Queridos míos. Os tomo enteros. Gracias por ser pilares de vida. Sois los perfectos para mí. En vuestro honor, yo haré lo mejor posible con mi existencia".

Es apropiado revisarte en cómo y desde que lugar (actitud de servicio humilde o actitud narcisista altiva) estás dando tu don. Una persona que da bien el don, se siente interiormente dichoso y abundante, deja de llamar a la ruina, al vacío y al estancamiento. Para dar bien el don, primero te toca reverenciar el destino de tu mamá y el de todas las mujeres de tu linaje femenino, en especial honrar el precio entero que pagaron (anímico, físico, mental, emocional, sexual y energético) por ser las "portadoras de la vida". Una vez lo haces y te revisas en ello, estás dando bien tu don y te sientes abundante materialmente y emocionalmente. Es incompatible dar bien el don y no sentirte abundante interiormente. Si es así, algo chirría, algo va mal. Aquí la frase sanadora hacia tu mama y mujeres de tu genealogía es la siguiente: "Queridas mías. Os tomo enteras. Gracias por ser vehículos de vida. Sois las perfectas para mí. En vuestro honor, yo haré lo mejor posible con mi destino"

Añadir, que el don está en todo lo que hacemos y decimos, no solo en relación a la profesión. El don es el toque mágico que le damos a todo, es como brillamos, agarrando el don sujetamos el cielo, dando el don embellecemos la tierra. No es tan importante la herramienta que utilizamos, sino el don con el que usamos la herramienta. El don es para todos. Incluye a los demás y me incluye a mí mismo. 

Por este motivo, insisto, no es tan importante saber que don tengo (porque eso no implica que lo esté agarrando bien y lo esté dando bien), sino que me acerca o me aleja de agarrarlo y darlo saludablemente. Y esto es un camino, un arte, una práctica y especialmente una maestría. No hay dones "regalados". Hay dones "trabajados". La misma vida es un don, y en la mayoría de los casos no la aprovechamos lo suficiente. Igual nos sucede con el don espiritual del cual somos portadores. Por eso, te invito a preguntarte aquí: ¿Qué estoy haciendo con mi don?

Hay que tener en cuenta, que la buena actitud no solo está en como agarro y doy el don, sino también en como tomo y "aprovecho" el don con el que me obsequian los demás. Si quiero tomar (disfrutar) y sentirme "tocado" por la magia del otro, tengo que reconocer algo que no es fácil de asumir para el ego humano: "Todos somos igual de amados y movidos por el Espíritu". Por eso, te invito a preguntarte aquí: ¿Qué estoy haciendo con el don del otro?

Tanto en mi plan formativo como en mis sesiones de Tarot, explico que hay que diferenciar (ya que por lo general observo mucha confusión) las 4 vías desde las cuales un ser humano puede expresarse íntegramente, y todas confluyen o se contraponen según como el consultante trabaje (con su carácter, con su árbol genealógico, con los movimientos de su alma y con los movimientos del espíritu) en sí mismo. A continuación me extiendo un poco más: 
  1. Los talentos están en el carácter. Dicho de otra forma, los talentos viven dentro del niño interior. Son los recursos y potenciales latentes de nuestra unicidad e individualidad. Que tengamos talentos no significa que los estemos usando (hay que desarrollarlos, ponerlos a trabajar y afinarlos), al igual que el artista hace de su arte una excelencia cuando lo práctica con insistencia. La apertura o inhibición de estos talentos también dependerá de lo que hayamos abrazado o rechazado nuestra propia herida infantil (abuso y trauma original). Los talentos hay que emplearlos para empoderarnos.
  2. Las bendiciones están en el árbol genealógico. Si como descendientes de una genealogía o sistema, nos colocamos en nuestro lugar, es decir, en el último lugar con respecto a los ancestros, tomamos (a través de mama y del linaje femenino, también de papa y del linaje masculino) dos tipos de abundancia y dos tipos de fuerza, en forma de bendiciones y permisos para ir hacia la buena vida. Las experimentamos en la medida que seguimos honrando el pasado generacional y en la medida que nos revisamos en el presente cuando nos sentimos tentados a "salirnos del sitio" (ya sea por buscar aprobación, reconocimiento o complacencia). Las bendiciones hay que tomarlas para liberarnos.
  3. Los servicios están en el alma. Hay cuatro servicios colectivos, cuatro humildes prácticas que se van transformando en grandes maestrías (en la medida que vamos ahondando en ellas), las cuales el alma nos va a pedir transmitir momento a momento a lo largo y ancho de nuestro viaje colectivo-social. Dicho de otra forma, hay cuatro familias de almas. Estas almas se reparten y re-ubican sabiamente por todo el planeta allí donde se las requiere. No hay un servicio fijo para toda nuestra existencia, sino que según nuestra evolución y según la experiencia que nos corresponda transitar, se nos pide uno u otro. Pero si que observo, que de estos cuatro servicios, hay uno con el que nuestra alma será más afín y se siente más "en casa". Este servicio que sobresale por encima del resto, será nuestra maestría almica. Los servicios hay que canalizarlos para sanarnos. 
  4. Los dones están en el espíritu. Hay siete dones que nos son dados por "eso que es más grande". Este "arpa musical" de dones, conforma una melodía perfectamente bella de siete tonos. Cada ser humano puede tocar este arpa, y de hecho, todos hemos sido igual de "otorgados" por estos siete dones. Pero, de esta partitura de colores, uno de ellos también va a sobresalir por encima del resto y ese es nuestro don e impronta mágica (que también se verá transformado por la alquimia que produce emplear los talentos del carácter, tomar las bendiciones del árbol y entrar en una actitud de servicio a todo y a todos). Los dones hay que agarrarlos para realizarnos. 
Los 7 dones del Espíritu están conectados a los 7 arcanos que van desde El Diablo hasta El Mundo. Aquí te voy a proponer un ejercicio-ritual de 21 días para que traigas a tu memoria consciente cual es tu don espiritual. Evidentemente, tu tarea no solo es recordar tu don, sino trabajar interiormente con tu carácter, árbol genealógico y los movimientos de tu alma para agarrarlo y darlo al mundo desde una actitud adulta y de servicio. 

Por otro lado, es imprescindible que tomes conciencia de que movimiento interno es más apropiado para ti según tu momento evolutivo actual, es decir si debes revisarte en como agarras (padre) o bien en como das (madre) el don al planeta y ahí puedes apoyarte en las frases sanadoras (que desarman la arrogancia infantil y te sitúan en la humildad adulta) mencionadas más arriba y en ejercicios sanadores (utilizando la metáfora y el símbolo para dilatar la conciencia) que te permitirán integrar ambas cosas.

El ejercicio para descubrir tu don espiritual consiste en mezclar los siete arcanos que forman el paisaje del Espíritu durante 21 días (ciclo energético completo), eligiendo uno al "azar" para cada día, y comprobando al final del transcurso de dicho ciclo cual es el arcano que más veces has escogido. El que sobresale por encima del resto, te está señalando tu don. Cuanto más familiar te resulte reconocer el don que has descubierto, más cerca estás de agarrarlo. Cuanto menos familiar te resulte reconocer el don que has descubierto, más lejos estás de darlo. ¿Empezamos?



LECTURA DE LOS DONES DEL ESPÍRITU


TU DON ES HACER REÍR A TODOS. En especial, hacer reír a aquellas personas que están atrapadas en su abuso, apegadas al dolor o identificadas con su herida infantil. Hacer reír a quién se toma demasiado en serio a sí mismo, es decir a su auto-imagen. Tu risa contagia otras risas. Así que si ríes desde las vísceras invitas a los demás a que también lo hagan y diluyan su cuerpo-dolor (memorias de prohibición). Dicho de otra forma, eres el "comediante del dolor".  



TU DON ES TRANSMITIR ALEGRÍA A TODOS. En especial, transmitir alegría para aquellas personas que viven tragedias, dramas, impactos, traumas y sacudidas en la vida. Tu alegría es un amortiguador y un bálsamo para el impacto que produce los vaivenes del destino. Solo con tu presencia transmites alegría. Una alegría que invita a celebrar la vida, la existencia. Un canto a la alegría solo por el hecho, por el gran hecho de existir. Dicho de otra forma, eres el "alma de la fiesta". 



TU DON ES EMBELLECER A TODOS. En especial, captar la belleza en todo lo que te rodea, en lo más tétrico, desagradable, "vergonzoso" o "grotesco" ves diamantes, rubíes, oro y color. Facilitas que los demás extraigan de sus destinos, sus cargas y dolores una quintaesencia, un perfume. Sabes sacar lo bonito que hay en las personas y espacios, sacudes el polvo y sacas el brillo. Detrás de tus pasos vas dejando un jardín. Dicho de otra forma, eres el "potenciador de belleza".



TU DON ES ACOGER A TODOS. En especial, acoger a los más juzgados, excluidos y rechazados por el mundo. Recibes con amabilidad, ternura y delicadeza a toda persona que está resonando con tristeza, pesar y oscuridad. Recibes con calidez, respeto y asentimiento a toda persona independientemente de lo que haya hecho en su vida. Haces sentir a los demás que llegaron a casa. Dicho de otra forma, eres el "anfitrión de las emociones".



TU DON ES HACER BRILLAR A TODOS. En especial, percibir la estrella que hay en los demás, sus talentos y potenciales y sacarlos a la luz, facilitando que el otro se vea en el espejo de su ser con mirada cristalina. Recuerdas al otro en que áreas de su vida ha venido a brillar, y por lo tanto le animas a salir de sus escondites psicológicos. Dicho de otra forma, eres "el liberador de tesoros". 



TU DON ES CONTAGIAR CONCIENCIA A TODOS. En especial, ser un catalizador de información aportando mensajes a todos aquellos que necesitan comprender el llamado por el cual están aquí. Con lo que dices, con tus silencios, con tus gestos, con tus movimientos, inspiras y clarificas. Facilitas que los demás escuchen la voz de su ser. Dicho de otra forma, eres "el despertador de almas". 



TU DON ES CONECTAR TODO CON TODOS. En especial, amplias la visión de todo aquel que se acerca a ti. Tienes la capacidad de ver lo más grande en lo más pequeño y encontrar en lo aparentemente más insignificante lo más relevante. Abres espacios de conexión y facilitas que los demás se sitúen en un estado meditativo y amoroso. Dicho de otra forma, eres "los ojos del espíritu".  

Por último añadir, que tanto para padres, como para tutores, maestros, asistentes, educadores, pedagogos, psicólogos y en definitiva a todos los ayudadores, les puede resultar muy útil y eficaz abrir la mirada a los padres de los dones que hay en sus hijos, que por supuesto son el futuro del mundo. Un niño que es conocedor de su don, es un niño empoderado que abrirá nuevos caminos de investigación y avance para el planeta. Un niño que no es conocedor de su don, es un niño victima de los viejos patrones del pasado que estancaran al planeta. 



NUEVO!!! APÚNTATE AHORA!!! TALLER ONLINE GRUPAL. ¿CÓMO CIERRO MIS ASUNTOS PENDIENTES? DESDE EL TAROT DE MARSELLA con Ismael Sánchez: http://ismaelsancheztarotmarsella.blogspot.com/2018/10/taller-online-grupal-como-cierro-mis.html



RESERVA TUS LECTURAS AHORA!!! ¿QUIERES COMPRENDER LO QUE TE OCURRE Y ENCONTRAR SOLUCIONES A TUS BLOQUEOS Y ALINEARTE CON TU MISIÓN DE VIDA? SESIÓN PRESENCIAL & ONLINE Y SEGUIMIENTO: 

  1. ¿QUÉ OPCIONES TIENES DE SESIÓN? http://ismaelsancheztarotmarsella.blogspot.com/2018/09/sesiones-presenciales-online-de-tarot.html
  2. ¿QUÉ TE APORTA UNA SESIÓN? http://ismaelsancheztarotmarsella.blogspot.com/2017/09/tarot-sesiones-individuales.html

    EMPIEZA TUS CLASES AHORA!!! ¿QUIERES APRENDER UN ENFOQUE Y MÉTODO QUE TE PERMITA APLICAR EL TAROT EN EL CAMPO DE LA TERAPIA, LA AYUDA Y LA SALUD? FORMACIÓN PARTICULAR PRESENCIAL Y ONLINE. EL TAROT DE MARSELLA EN LA TERAPIA: 

    1. CURSO DE INTRODUCCIÓN (para uso personal y de autoconocimiento): http://ismaelsancheztarotmarsella.blogspot.com/2018/05/curso-intensivo-de-verano-particular.html
    2. FORMACIÓN COMPLETA (para uso profesional y de revisión): http://ismaelsancheztarotmarsella.blogspot.com/2017/11/formacion-particular-presencial-y.html


    MÁS INFORMACIÓN SOBRE MI TRABAJO



    SIÉNTETE LIBRE DE COMPARTIR ESTA INFORMACIÓN CON QUIÉN CONSIDERES PUEDA SER DE SU INTERÉS, MUCHAS GRACIAS.

    Actualmente facilita y dirige cursos, conferencias, talleres, sesiones individuales y psico-encuentros colectivos de Tarot Caracterológico & Genealógico & Terapéutico & Evolutivo orientado a terapeutas, formadores y buscadores.
    Psicotarólogo (sistema Jodorowsky&Hellinguer). Métodos de psicoterapia aplicados al Tarot de Marsella, acelerador de la Conciencia. Enfoque Gestáltico y Sistémico-Familiar.
    Naturópata, consultor del sistema Aura-Soma y luzpuntura, Reiki Usui Tibetano, Registros Akashicos, terapeuta Gestalt, Constelador Familiar.
    + CURRICULUM


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario